fbpx

En Otis ayudan a construir ciudades, transformando la forma en que las personas viven y trabajan, revolucionando la arquitectura. Hoy, continúan liderando la industria creada hace más de 167 años. Otis se fundó en 1853 después de que Elisha Otis inventó el freno de seguridad del ascensor, dando lugar a la ciudad moderna, transformando la forma en que las personas viven y trabajan, y revolucionando la arquitectura. Su invención daría lugar a la ciudad moderna y cambiaría para siempre la forma en que vivimos

Otis Ascensores mueve a 2.000 millones de personas al día y mantienen más de 2 millones de unidades de clientes en todo el mundo, la industria más grande. Están presentes en muchos de los edificios más reconocidos del mundo, así como en los centros de transporte y centros comerciales más concurridos. Están en todos los lugares donde la gente está en movimiento. Otis tiene 69.000 empleados , incluidos 40.000 profesionales técnicos, todos ellos comprometidos con satisfacer las diversas necesidades de sus clientes.

Su éxito se basa en la cultura de innovación, la confianza que sus clientes depositan en ellos y los valores que les definen.